Estrategias electorales serán clave para ganar en Argentina. Diario El Universal. Venezuela. martes 11 de Agosto de 2015

Las primarias argentinas han arrojado unos resultados que eran predecibles en las encuestas, aunque éstos no alcanzan a cubrir las expectativas que se habían planteado los principales candidatos, al menos, el oficialista Daniel Scioli y el opositor Mauricio Macri.

De aquí en adelante, la clave para quién quiera convertirse en próximo presidente de Argentina estará en la reorganización de las estrategias electorales en función de cómo quedaron distribuidas las candidaturas y las fuerzas en liza el pasado domingo.

El Frente para la Victoria (FpV), el partido de la mandataria Cristina Fernández de Kirchner, con su candidato Scioli, demostró tener una base consolidada que le ubicó en primer lugar con 38,4%, pero no logró superar el 40%, lo que le hubiese acercado al 45% de votos en las generales de octubre y lograr la Presidencia sin necesidad de segunda vuelta.

En tanto, Macri y su alianza opositora Cambiemos, que se habían planteado terminar lo más cerca posible de Scioli, quedó ocho puntos porcentuales por detrás del oficialista, con 30,1%, si bien este porcentaje le permite seguir competitivo.

El que la elección general se defina en primera o segunda vuelta dependerá del rearme de las estrategias de campaña, para, en el caso de Scioli, lograr superar ese techo de 38% con una diferencia de 10 puntos, en tanto que Macri debe conseguir acercarse al oficialista y obligarlo a ir al balotaje.

La ley electoral argentina establece que un candidato es ganador, en primera vuelta, si logra el 45% de los votos más uno, o si obtiene más del 40% de los sufragios, pero con una diferencia de al menos 10 puntos respecto a su rival más cercano.

“Scioli puede llegar al 40% sin demasiado problema, con una buena campaña. El punto es si puede sacar 10 puntos de diferencia… y esto va a ser posible en la medida que las fuerzas opositoras se dispersen”, estima la analista Graciela Römer, del Estudio Graciela Römer & Asociados.

El rol que juegue el peronista disidente Sergio Massa, cuya alianza con el también peronista José Manuel De La Sota logró el tercer lugar con 20,1%, se considera muy útil para la oposición en la definición de las generales, si tanto él como Macri se abren a un discurso de campaña convergente.

“La rivalidad Macri-Massa va a depender de las posibilidades de acuerdos programáticos para que ambas fuerzas converjan en ese electorado que quiere un cambio, pero que claramente no le ha dado el apoyo, hasta el momento, a Macri”, sostuvo Römer.

Scioli, que el pasado domingo logró conquistar a los sectores más duros del kirchnerismo, tendrá ahora que ampliar su discurso hacia los sectores independientes y la clase media. Macri, en tanto, “va a necesitar el apoyo de los sectores peronistas desencantados con el Gobierno”, dijo la analista.

http://www.eluniversal.com/internacional/150811/estrategias-electorales-seran-clave-para-ganar-en-argentina

Los comentarios están cerrados.