Por qué fue secundario el rol de Esteban Bullrich en esta campaña

El resultado de la elección definirá con qué recursos institucionales contará el gobierno de Macri y la distribución territorial de poder, es decir, los recursos con los que contará el resto de los actores en juego

Una característica que tuvo la campaña de Cambiemos fue el rol secundario del primer candidato a senador nacional por la Provincia de Buenos Aires Esteban Bullrich. Pero, ¿por qué fue así? Para responder a ese interrogante hay que atender primero a otro: ¿cuál es el significado que tiene esta elección intermedia?

 Estas elecciones determinarán por un lado el futuro de Macri, al abrir la puerta a la posibilidad de la continuidad o no del macrismo en el poder y por otro la renovación del peronismo

La de hoy no es cualquier elección de mitad de mandato, que por lo general suelen representar una simple redistribución de cargos en el parlamento. Estas elecciones en cambio tienen un significado político de mediano y largo plazo, importante para todo el sistema político, porque determinará por un lado el futuro de Mauricio Macri, al abrir la puerta a la posibilidad de la continuidad o no del macrismo en el poder –ya no por dos años, sino por seis-, y por otro lado, porque serán decisivas para el futuro y la renovación del peronismo.

En ese marco, y por la importancia que tiene la provincia de Buenos Aires, la figura de Esteban Bullrich en la campaña es subsidiaria.

 Buenos Aires, como bastión histórico del peronismo, hace que no sea lo mismo perder o ganar allí que perder o ganar en Córdoba o Santa Fe

La provincia de Buenos Aires, como bastión histórico del peronismo hace que no sea lo mismo perder o ganar allí que perder o ganar en Córdoba o Santa Fe, otras dos provincias de gran importancia. De cara a las elecciones presidenciales del 2019, lo que se definirá principalmente son los recursos institucionales con los que va a contar el gobierno de Mauricio Macri.

En cierto sentido, el resultado electoral nacional ya fue anticipado en las PASO y muy probablemente se profundice. En ese contexto, la elección bonaerense se ha nacionalizado, lo que explica de alguna manera el porqué del rol secundario de Bullrich y el ascenso de María Eugenia Vidal como la figura emblemática de Cambiemos.

Si durante la campaña Vidal adquirió mayor relevancia, no se trata sin embargo de una Vidal autónoma de Macri: Vidal es Macri. Y es que entre Cambiemos y el peronismo existe una diferencia fundamental en el modo de construcción política, que tiene que ver con la idea de que no hay personalismos, sino equipo; algo no necesariamente cierto.

Como gobernadora, Vidal es la representante de Macri en el distrito, pero tiene además una serie de atributos particulares que la han llevado a tener una imagen más fuerte que el propio presidente y convertirse en la nave insignia de Cambiemos; entre otras cosas, porque no se produce con ella la polarización que se produce con Macri.

 Las encuestas dan una ventaja a Cambiemos en territorio bonaerense, un hecho que parte del peronismo desea para desprenderse de Cristina

Las encuestas, en general, le están dando una ventaja a Cambiemos en territorio bonaerense, un hecho que el peronismo acepta y que, incluso, algún sector desea, porque ve en la derrota la posibilidad de desprenderse de Cristina Kirchner.

En cuanto al caso de Santiago Maldonado, éste tendrá poco impacto en el lectorado. Sólo profundizó una grieta que ya existe, y sobre la que se instala una serie de preconceptos. Cada sector de la grieta interpreta la realidad sobre la base de sus prejuicios e ideas hechas, con absoluta independencia de la realidad, sobre todo en un caso tan politizado como éste.

Una salvedad puede hacerse respecto de algunos dichos muy puntuales de Elisa Carrió -la desafortunada comparación con Walt Disney-, que puede impactar sobre el desempeño de esta candidata, pero con un mínimo impacto en la performance general de Cambiemos a nivel nacional.

 Esta elección decidirá principalmente con qué recursos institucionales contará el gobierno de Mauricio Macri

Esta parada intermedia respecto a las elecciones presidenciales del 2019 decidirá principalmente con qué recursos institucionales contará el gobierno de Mauricio Macri. El resultado electoral –como se dijo, anticipado por las PASO- rediseñará la distribución territorial de poder, es decir, los recursos con los que va a contar también el resto de los actores en juego.

La semana pasada, en una presentación que hice en México ante empresarios, pude percibir que la pregunta, más allá de si Cristina Kirchner será o no protagonista del proceso de renovación del peronismo, es si vuelve el neopopulismo o si habrá un salto cualitativo para los inversores respecto de la previsibilidad y se establecerán, partir del gobierno de Cambiemos, otras reglas en la relación Estado-Sociedad y en la economía argentina.

Eso es lo que dará la posibilidad de pensar en un Macri de dos años o en un Macri de los próximos seis años, con una impronta duradera hacia el interior del sistema político.

Una respuesta a “Por qué fue secundario el rol de Esteban Bullrich en esta campaña

  1. Pingback: Roles primarios y secundarios – LA NOTA digital

A %d blogueros les gusta esto: