La actualidad en cifras

Compartimos informes, noticias y artículos de actualidad

 

¿Qué haría un argentino si gana la lotería?

 

loteria h y m

No todo es dinero en la vida, tampoco en las legislativas

EL OTRO NÚMERO DE LAS LEGISLATIVAS

Fuente: LA NUEVA PROVINCIA. VIERNES 8 DE NOVIEMBRE

A partir de informes aportados por los propios partidos, el FpV bonaerense tuvo un costo por voto de $ 8,15 contra los $ 3,23 del FR.

     BUENOS AIRES (DyN) – El kirchnerismo gastó casi el doble que el Frente Renovador en la campaña para las últimas elecciones legislativas en la provincia de Buenos Aires, pero terminó perdiendo por casi doce puntos de diferencia con un costo por voto de 8,15 pesos contra 3,23 pesos invertido por el massismo por cada sufragio.
De acuerdo a los datos difundidos por la Cámara Nacional Electoral, a partir de informes brindados por los partidos políticos, el Frente para la Victoria que llevó como cabeza de lista en diputados al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, gastó un total de 22.548.207 pesos en la campaña.
El Frente Renovador liderado por el jefe comunal de Tigre, Sergio Massa, invirtió 12.200.260,64 pesos, es decir 92,4 por ciento menos que el oficialismo de la provincia de Buenos Aires pero el resultado en las urnas fue contundente a su favor con casi doce puntos de diferencia.
Si se comparan los gastos totales de campaña con los votos obtenidos en las elecciones legislativas del 27 de octubre puede inferirse que el kirchnerismo invirtió 8,15 pesos por cada uno de los 2.767.694 votos obtenidos, mientras que el massismo gastó 3,23 pesos por cada una de las 3.776.898 adhesiones en las urnas.
El mayor desembolso en ambos casos fue para los gastos en propaganda, donde el FPV invirtió 19.650.000 pesos y el FR un total de 8.427.760 pesos.
Ambos también obtuvieron el mayor porcentaje de su recaudación para la campaña de donaciones y contribuciones privadas: 15.258.547,31 pesos para el kirchnerismo y 9.408.305 pesos para el partido creado por el intendente tigrense.
Bastante más lejos en las erogaciones de campaña, el Frente Amplio Progresista (FAP) -que quedó tercero en las elecciones con la lista a diputados encabezada por Margarita Stolbizer- gastó 3.671.563 pesos y obtuvo el 11,80 por ciento de los votos.
La nómina de Unidos por la Libertad y el Trabajo, que postuló en primer lugar a Francisco de Narváez, erogó 4.371.652,20 pesos y fue el único que quedó en rojo en las cuentas de campaña, siempre según lo informado por la propia fuerza política.
De Narváez quedó en un lejano cuarto puesto, con el 5,46 por ciento de los votos.
Finalmente, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, con Néstor Pitrola a la cabeza, invirtió en la campaña 2.660.630,70 pesos, y Unión con Fe del gremialista Gerónimo “Momo” Venegas gastó 3.109.183,04 pesos.

http://www.lanueva.com/edicion_impresa/nota/8/11/2013/db8003.html

_______________________________________________________________________

Informe sobre el cambio en la calidad de vida a través de las generaciones

grafico 1

El IVI subió 0.5 puntos porcentuales respecto de la medición de septiembre de 2012.

De cada 100 hogares, 24 sufrieron al menos un robo con violencia. Esta modalidad delictiva tiene una participación relativa de 57% sobre el total de delitos sufridos por los hogares. Los datos de este estudio provienen de un estudio del Instituto Di Tella

ÍNDICE DE VICTIMIZACIÓN (IVI)

Sin título

El objetivo del Índice de Victimización (IVI) es cuantificar la tasa de victimización de Argentina. Se define como tasa de victimización al porcentaje de hogares cuyos miembros convivientes sufrieron al menos un delito en los últimos 12 meses, sean estos eventos denunciados o no a una autoridad competente. Este informe condensa los principales hallazgos de las 1.210 encuestas de victimización realizadas entre los días 6 y 13 de septiembre de 2013.

ÍNDICE DE VICTIMIZACIÓN (IVI)

El objetivo del Índice de Victimización (IVI) es cuantificar la tasa de victimización de Argentina. Se define como tasa de victimización al porcentaje de hogares cuyos miembros convivientes sufrieron al menos un delito en los últimos 12 meses, sean estos eventos denunciados o no a una autoridad competente. Este informe condensa los principales hallazgos de las 1.210 encuestas de victimización realizadas entre los días 6 y 13 de septiembre de 2013.

EVOLUCIÓN DEL IVI

La medición de septiembre de 2013 estima que el 37.5% de los hogares de Argentina fueron víctimas de al menos un delito en los últimos 12 meses, 0.5 puntos porcentuales por encima del registro de septiembre de 2012 y 2.9 puntos porcentuales por encima del valor observado en agosto de 2013.

Información sobre valores históricos de Índice de Victimización está disponible por solicitud a licip@utdt.edu.

Fuente Universidad Di Tella.  Laboratorio de Investigaciones sobre Crimen, Instituciones y Políticas

_________________________________________________________________________

En Argentina hay un déficit de 40 mil enfermeros

Además, el 30% está cerca de jubilarse. Aunque hubo avances, expertos y asociaciones sindicales advierten sobre la situación. Los bajos sueldos y el escaso reconocimiento, algunos de los motivos.

Uno de cada tres enfermeros pasó los 50 años y se acerca a la jubilación. Y de los 127.000 que ayudan a curar en todo el país, el 32% sólo tiene el diploma de auxiliar en enfermería, una formación de nueve meses considerada insuficiente. El diagnóstico se desprende del informe 2013 del Observatorio Sindical de la Salud Argentina (Osinsa). “Como mínimo, el país necesita 40 mil enfermeros más con formación terciaria o universitaria”, asegura Mónica Consoni, coordinadora del departamento técnico profesional de ATSA, el gremio de los trabajadores de la sanidad.

“La falta de profesionales se nota en el país y no se revirtió”, opina el director del Hospital Fernández, José Lanés. “Aunque son la columna vertebral de los hospitales, su trabajo tiene poco reconocimiento”, evalúa Hugo Magonza, titular de ACAMI, cámara que reúne a prestadores de salud sin fines de lucro, y director de CEMIC.

En el Ministerio de Salud aseguran que gracias a las políticas de los últimos años ya existen más de 210 mil enfermeros matriculados –cifra mucho mayor a la del estudio sindical y cuestionada por las asociaciones de enfermeros– y que cada año se anotan 30 mil alumnos en las carreras para estudiar enfermería, buena parte en universidades públicas. “No digo que tengamos el número suficiente, es probable que el país necesite más enfermeros, pero sí creo que se está revirtiendo el problema”, evaluó Arnaldo Medina, director del Hospital El Cruce Dr. Néstor Kirchner de Florencio Varela.

Aunque hay datos positivos, los enfermeros dicen que falta más. La cartera de Salud había reconocido en 2008 una relación de cuatro médicos por cada enfermero en actividad, que ahora bajó. Está cercana al 1 a 1, una meta fijada por la Organización Panamericana de la Salud, según las cifras sindicales. Si no se cuentan a los auxiliares, hay 1,4 médico por enfermero. Pero falta más esfuerzo para alcanzar el ideal de cuatro enfermeros –de nivel universitario– por cada médico, lo que recomiendan los organismos internacionales.

“Los indicadores mejoraron, pero todavía son bajos”, opina Consoni. En las evaluaciones sindicales, se cuentan 30,5 enfermeros (de toda formación) cada 10 mil habitantes, mientras que en países desarrollados hay más de 70 enfermeros cada 10 mil habitantes.

Las investigaciones señalan que con menos enfermeros, suben los índices de morbilidad en los hospitales. Se entiende: la inyección se demora, el paciente espera más y quizá no recibe atención inmediata. El médico Jorge Tavosnanska, jefe de Neonatología del hospital Fernández, agrega: “Un enfermero al que le tocaba atender a un paciente grave debe hacerse cargo de dos o tres. Sube su estrés, necesita más licencias y se agrava así la crisis por falta de personal”.

En el rubro, en la mayoría de los casos, los sueldos de bolsillo van de los 5.500 a los 7.000 pesos. “Muchos enfermeros tienen dos y hasta tres trabajos para mantener a su familia”, remarca Alejandro Miranda, presidente de la Asociación de Enfermería de la Capital Federal (Aecaf). En ese contexto, no son pocos los que trabajan de lunes a lunes, usando días libres para dar servicio en otras instituciones como “franqueros”, según la jerga. Otros preservan algún día libre, pero con jornadas laborales de hasta 14 horas, por las horas extra, en un ámbito en el que estar descansado es clave. Otra complicación: aunque las leyes imponen límites de acción según la capacitación, “en la práctica se nota que todos terminan haciendo de todo por falta de personal”, precisa Miranda.

Los ejemplos de la problemática abundan. En agosto, unos 80 enfermeros recibidos en La Pampa exigieron en Santa Rosa ser incorporados al sistema público y explicaron que en esa provincia faltan unos 400 profesionales. Días atrás, en una recorrida de campaña por hospitales, el legislador porteño Alejandro Bodart (MST) reclamó: “Faltan enfermeros en los hospitales de la Ciudad, en los nacionales como el Francés y en los que comparten ambos gobiernos, como el Garrahan”. En Córdoba capital, el gremio ATE varias veces denunció la falta de profesionales.

Fuente: http://www.clarin.com/salud/Argentina-todavia-deficit-mil-enfermeros_0_1015698502.html

____________________________________________________________________

Informe sobre la imagen de Argentina en el exterior:

imagen arg

__________________________________________________________________

Informe sobre la opinión de líderes Argentinos sobre economía:

Informe

_________________________________________________________________________

¿Cuánto hemos logrado?

Hoy en día son más de un millón las mujeres profesionales en Argentina según datos obtenidos en el último censo de 2010 y publicados por La Nación en una nota del pasado 1ro de Septiembre. En nuestro país son  8,9% más mujeres que hombres recibidas y siendo al día de hoy las profesionales más del 55% del total de argentinos con título universitario, ¿Cómo explicamos que exista una diferencia del 30% en la asignación de cargos de primera línea entre hombres y mujeres? ¿Alcanza tener un título universitario en una sociedad que aún subestima a la mujer para puestos directivos?

Nota de La Nación

Más mujeres graduadas que hombres

Según el último Censo, por primera vez las profesionales superan en el país a los varones que culminaron su formación universitaria; además, ellas son mayoría en casi todas las carreras. Por Evangelina Himitian  | LA NACION

Marina Villanueva escucha la noticia con cierta sensación de derrota. Es abogada, tiene 72 años y hace casi medio siglo obtuvo su título en la Universidad de Buenos Aires. Su familia era de Tres Arroyos y sus hermanos mayores habían venido a estudiar a Buenos Aires, pero como ella era la mujer y la más chica, le tocó quedarse en casa a cuidar a sus padres. Se anotó como alumna libre, y con mucho esfuerzo logró recibirse. Era un mundo de hombres .

Hoy es la presidenta de la Federación Argentina de Mujeres Universitarias , una entidad que surgió en la década del 30 para amparar a aquellas mujeres que alcanzaban una formación superior, en años en los que ni siquiera podían votar. Pero hoy, ese paradigma se ha dado vuelta. La razón de ser de la institución que preside casi ha dejado de existir. Al menos, la mujeres ya no son minoría.

Según los datos del último Censo, por primera vez en la historia del país, las mujeres profesionales son más que los hombres graduados. Ahora, son ellos los que viven -y trabajan- en un mundo de mujeres.

De los 1.929.813 argentinos que completaron su formación universitaria, 1.050.662 son mujeres, y apenas 879.151, hombres. Significa que hoy si una empresa publica una búsqueda profesional recibirá 55 currículas femeninas, contra 45 masculinas. Y la brecha sigue en crecimiento. En el censo anterior, ellos, los profesionales, eran 582.574, y las universitarias, 559.577. Así, mientras que en una década las profesionales casi se duplicaron, los hombres con título crecieron sólo 50%.

“Igual, creo que en algo nos equivocamos -dice Villanueva-. Durante el último siglo, las mujeres luchamos por alcanzar los mismos derechos que los hombres y lo conseguimos. Pero nos cargamos el doble de deberes.”

El avance de las mujeres -por lo menos en los números- no debería sorprender. Desde hace varios años, la matrícula femenina en las principales universidades del país ha aumentado, incluso entre aquellas facultades que habían sido tradicionalmente masculinas. En Económicas, por ejemplo, desde hace varios años ellas vienen ganando la guerra de los sexos. Las últimas estadísticas disponibles de la UBA indican que más del 60% de los alumnos son mujeres. Ingeniería, Agronomía y Ciencias Exactas son los últimos reductos masculinos. Pero también han perdido terreno. En cambio, en las facultades de Psicología, Odontología, Ciencias Veterinarias, Farmacia y Bioquímica, y Medicina, la proporción de mujeres supera el 70%.

“En Derecho somos amplia mayoría de mujeres”, cuenta María del Sol Córdoba, de 27 años, que está en quinto año y trabaja en el Ministerio de Salud como operadora socioterapéutica. Un panorama completamente distinto al que se vivía cuando Marina Villanueva se recibió de abogada: “Yo venía a Buenos Aires a rendir libre y hasta los baños de la facultad te hacían sentir que ése no era un mundo para mujeres. Después, abrirse paso profesionalmente era otro gran desafío”, recuerda.

Las mujeres profesionales mantienen la mayoría en puntos distantes del país, incluso en las provincias más pobres o con una fuerte cultura machista. Las graduadas son más en la ciudad de Buenos Aires, por 55% contra 45%; en de Córdoba, por 57% contra 43%, y hasta en La Rioja ellas se imponen. En Formosa, las universitarias son el 54% de los profesionales, y en Salta, el 53%.

Pero no sólo en número ellas son más. También tienen un mejor rendimiento académico. Seis de cada diez egresados de universidades públicas y privadas son mujeres. Asimismo, y según los datos de la Universidad Nacional de La Plata, las estudiantes reciben su título universitario a edades más tempranas que los hombres: el 33,6% de las alumnas que egresaron de esa institución en 2009 lo hizo siendo menor de 25 años contra el 25,8% de sus compañeros.

“La feminización de la matrícula universitaria responde a un cambio cultural acerca de la concepción de los roles de las mujeres en la sociedad y, particularmente, de las crecientes expectativas de las jóvenes y su actitud positiva con respecto a la enseñanza”, dice Carina Lupica, directora del Observatorio de la Maternidad.

“Las mujeres con estudios superiores tienen altas tasas de participación laboral, similares a las de los hombres: el 85% de las madres universitarias participa en el mercado laboral. No obstante, aún persisten obstáculos que dificultan su desarrollo profesional, el ascenso a posiciones de alta dirección y la obtención de ingresos laborales acordes con su calificación, en especial para aquellas que son madres”, agrega.

Sol Falus tiene 38 años y es licenciada en marketing, con un posgrado en administración de empresas en la Universidad de San Diego. Hoy dirige su propio emprendimiento gastronómico y es madre de dos chicas de diez y siete años, y de un varón de cinco.

“Creo que ahora tenemos otra mentalidad, mayores chances. Tengo muchas amigas en puestos gerenciales, en grandes empresas, que lograron alcanzar puestos que tradicionalmente fueron de hombres. Y esto ya es de por sí una conquista. Pero también es cierto que hoy, cuando un hombre se encuentra con una mujer en un puesto de dirección igual al suyo, la mira como si estuviera un escalón más abajo, sólo por el hecho de ser mujer”, cuenta.

Las estadísticas vitales del Ministerio de Salud indican que el 45% de las madres porteñas tienen estudios universitarios. Y, según explican los especialistas, esto también se traduce en un retraso de la edad en la que se comienza a tener hijos.

“Sin dudas estas mujeres profesionales postergan la edad de inicio de la reproducción y también tienen menos hijos. Está comprobado en el mundo, y en la Argentina también, que una mujer con más nivel educativo tiene menos hijos y a edades más tardías. El nivel educacional influye más que el socioeconómico en el número de hijos y en la mortalidad infantil”, dice la doctora Mabel Bianco, directora de la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM)

_________________________________________________________________________

EL MAPA COMPLETO DE LA POBREZA  

La desigualdad aumenta, coinciden estudios de opositores y oficialistas (PERFIL. DOMINGO 28 DE JULIO)

Unos afirman que en el país hay cuatro veces más pobres que lo que dice el Indec. La Gran Makro apuntó a las brechas en la Capital.

Medida según el índice barrial de precios de Rudnik, la canasta alimentaria básica llegó a $ 1.868 pesos en junio de 2013 mientras que para el Indec la canasta básica –que marca el límite de la pobreza– alcanzó $ 731 ese mismo mes, una diferencia del 155% entre la medición privada y la oficial. Así, hay 2,5 millones de pobres en el conurbano. La indigencia, por su parte, alcanza a otros 600 mil bonaerenses.

Los números generales se complementan con otros de calidad de vida: entre el 43% y el 47% de la población presenta malnutrición, según el indicador barrial de salud nutricional (IBSN) realizado en base a tres relevamientos convocados por Barrios de Pie.

http://www.perfil.com/economia/La-desigualdad-aumenta-coinciden-estudios-de-opositores-y-oficialistas-20130728-0037.html

(posteado el 30/7/2013)

_________________________________________________________

Tres millones de personas cayeron en la pobreza en España

Un informe de Cáritas habla de una década perdida para la sociedad

MADRID.- La crisis y los recortes están golpeando con tal dureza a la sociedad española que las rentas se han desplomado a niveles de hace diez años. Ya hay tres millones de personas en una situación de pobreza extrema, la antesala de la exclusión. Y la capacidad adquisitiva, de 18.500 euros de promedio por español en 2012, es inferior a la del año 2001. Los detalles de este retroceso los presentó hace pocos días Cáritas en un informe que habla de una década perdida.

El escenario que dibuja el estudio Desigualdad y Derechos Sociales. Análisis y Perspectivas 2013, elaborado por la Fundación Foessa (Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada) a partir de diferentes fuentes oficiales, es de una situación de dureza sin precedente reciente, según la entidad humanitaria. El descenso en la cantidad de dinero que manejan las familias obedece al efecto combinado de la caída de los ingresos (un 4%) y la suba de los precios (10 por ciento). Y se traduce en un empobrecimiento que “avanza a la carrera”, añade Carlos Susías, de la Red Contra la Pobreza y la Exclusión Social España (EAPN). Especialmente entre los más desfavorecidos. “Es una verdadera barbaridad la evolución de los últimos años”, dice.

El retroceso de los ingresos afecta de forma especialmente cruenta a las rentas más bajas, una categoría que no deja de reclutar ciudadanos. El 21,8% de los españoles vive en pobreza relativa -en 2008 la tasa estaba en 19,6 por ciento-. Son 10 millones de personas. Este índice (que fija Eurostat) corresponde al 60% de la mediana de la renta nacional. Es decir, una persona es pobre si vive con menos de 7300 euros anuales. Por cada adulto que se suma a la unidad familiar, habría que incluir la mitad de esta cantidad, y un 30% por hijo. De esta forma, una pareja con dos hijos está por debajo del umbral de la pobreza si cuenta con menos de 15.330 euros para pasar el año.

La situación de pobreza severa (30% de la renta mediana, 3650 euros anuales) también crece, y ya alcanza al 6,4% de la población -4% en 2008-. En total, unos tres millones. Para José Manuel Ramírez, presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, este último dato es especialmente preocupante. La pobreza extrema es el peldaño anterior a la exclusión social. “Recuperar a estas personas exige una media de 10 años, y esto supone un enorme coste humano y de recursos”, agrega el especialista en servicios sociales.

Hay datos sobre los que el informe presta especial atención. Por ejemplo, el que indica que un 38% de los hogares monoparentales con un hijo o más vive por debajo del umbral de pobreza y el 11,7% de pobreza extrema, según la Encuesta de Condiciones de Vida del INE de 2011. O que el porcentaje sea similar (48% bajo el umbral de pobreza) en el caso de familias con tres hijos. “No hay que olvidar que la pobreza es un acelerador que lleva a la exclusión”, insiste Susías. “Y que ésta es mucho más compleja de combatir”, agrega.

Hasta hace un año, los informes Foessa, destinados a diseccionar la realidad social del país, no tenían una periodicidad fija. Tras el de 2008 se elaboró el de 2011. Sin embargo, dada “la velocidad de la evolución” de la crisis, sus responsables decidieron no dejar pasar más de 12 meses antes de volver a tomar el pulso de la situación, explicó el miércoles el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora, durante su presentación. “Si el anterior informe revelaba que la pobreza en España era más intensa, más extensa y más crónica, hoy se puede decir que ese proceso de empobrecimiento se ha profundizado en extensión”, añadió Mora.

MÁS DESIGUALDAD

Una de las consecuencias de la crisis y el desempleo es el intenso incremento de la miseria. Otra, “el aumento sin precedentes de la desigualdad de su distribución” en la sociedad. Desde 2006, los ingresos de las personas con menos recursos han caído año tras año 5%, mientras en los hogares más acomodados la tendencia ha sido la inversa. El resultado de ello es que desde el inicio del hundimiento económico, en 2007, la diferencia entre los más ricos (20% de personas con mayores rentas) y los más pobres (20% con menos ingresos) subió 30 por ciento.

Ésta es la sombría fotografía de la crisis hoy en día. Pero el futuro, una vez que desaparezcan los nubarrones y repunte la actividad económica, sería igual de malo o incluso peor para los más desprotegidos. Cáritas advirtió que la contundencia y la multiplicación de los recortes sociales sientan las bases para que el impacto de la crisis se haga crónico entre los más desfavorecidos. Y que los “ajustes en bienes básicos, la reducción de prestaciones sociales y la exclusión de grupos de ciudadanos de servicios elementales” pueden convertirse en un obstáculo insalvable a la hora de sacar de la pobreza a los ciudadanos que quedaron atrapados en ella. “Los recortes en los servicios públicos de bienestar pueden suponer una ruptura definitiva para los más pobres”, insiste el informe. “Corremos el riesgo de abandonar a su suerte a las personas más desprotegidas”, concluyó Sebastián Mora.

©El País SL

http://www.lanacion.com.ar/1567797-tres-millones-de-personas-cayeron-en-la-pobreza-en-espana    (posteado el 02/08/2013)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s